Confederación Sindical de Comisiones Obreras

28 de mayo de 2015.

CCOO pone en marcha una campaña para prevenir la exposición al glifosato en las empresas y en los espacios públicos

El glifosato es el herbicida más utilizado en todo el mundo y fue incluido el pasado 20 de marzo por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su listado de agentes cancerígenos.

 La IARC incluyó al glifosato dentro de la categoría 2A (probable carcinógeno en humanos) por su relación con el linfoma no Hodgkinestablecida en estudios realizados entre trabajadores en su mayoría agrícolas, de los EEUU, Canadá, Suecia y publicados desde 2001. Con anterioridad a la declaración de la IARC existían estudios que planteaban otros efectos nocivos para la salud: disruptor endocrino y causante de alteraciones genéticas y trastornos reproductivos. También existen numerosos estudios que advierten de sus efectos nocivos para el medioambiente.
El glifosato es un herbicida de amplio espectro, de gran eficacia y de coste reducido, lo cual ha llevado a su amplia utilización en numerosos sectores y actividades, tales como el sector agrícola, los trabajos forestales o el mantenimiento de parques y jardines, de carreteras, vías férreas y otras infraestructuras del transporte. Dada la naturaleza de estas actividades no sólo se ven expuestos los trabajadores empleados en estos sectores sino también amplias capas de población en general. Por este motivo, un cada vez mayor número de municipios y corporaciones locales están aprobando mociones para prohibir o limitar el uso de glifosato en sus ámbitos, el más reciente el ayuntamiento de Navalafuente (Madrid).

CCOO ha puesto en marcha dentro de su campaña Cáncer Cero en el Trabajo una iniciativa para informar de los riesgos de esta sustancia química a sus delegados de prevención y a los trabajadores de las empresas comprendidas en los sectores expuestos. El documento incluye un esquema de estrategia sindical en la empresa, una relación de las denominaciones comerciales de los productos que contienen glifosato para facilitar su identificación y un catálogo de alternativas.

El sindicato también se ha dirigido por carta a los responsables de los Ministerios con competencias en la materia (Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Empleo y Seguridad Social, Fomento y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad) trasladando la preocupación por la situación y proponiendo medidas, siendo la prioritaria la eliminación del uso del glifosato. Mientras no se produzca la prohibición del uso del glifosato en nuestro país, CCOO propone al Gobierno su prohibición de uso en zonas peligrosas para la salud pública y el medio ambiente, su no utilización en infraestructuras dependientes de la Administración General del Estado, la realización de campañas informativas, el establecimiento de una campaña programada de la Inspección de Trabajo para verificar en las empresas el cumplimiento de la normativa preventiva y que el Gobierno español inicie las gestiones oportunas ante la Comisión Europea para la inclusión del glifosato dentro de las sustancias objeto de la normativa REACH, con el objetivo final de lograr la prohibición de su fabricación y uso en el conjunto de la Unión Europea.

CCOO ya ha puesto en marcha diversas acciones descentralizadas para afrontar el riesgo de exposición al glifosato, tales como la jornada de formación de delegados en empresas de jardinería de Madrid o la rueda de prensa junto a otros sindicatos y entidades ciudadanas para exigir la declaración de Barcelona como ciudad libre de glifosato.

Enviar este artículo a un amigo

Tu e-mail
E-mail de tu amigo
<- Junio - 2017
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Suscripción
Alta
Baja

© 2011 CCOO Secretaría Confederal de Salud Laboral y Medio Ambiente